6 de desembre de 2017

Tratados Desiguales


¿Sabes qué son los Tratados Desiguales? ¿Y los tratados de Libre Comercio? En los gráficos adjuntos te lo contamos.



  
Son tratados que incrementan las desigualdades sociales y económicas al facilitar la acumulación de rentas en pocas manos.






25 de novembre de 2017

NOTA DE PRENSA DE LA XARXA VALENCIANA PER L'AIGUA PÚBLICA

Porque el agua es vida su gestión ha de ser pública



Reabierto el debate sobre si la gestión del agua en las ciudades ha de ser pública, privada o mixta, con la difusión de un informe del Consejo General de Economistas, la Xarxa Valenciana per l’Aigua Pública continua reclamando la gestión pública directa del agua por los siguientes motivos:


  1. Porque el agua es un bien de primera necesidad frágil y limitado, que ha de llegar a todos en la mejor de sus condiciones para garantizar una vida digna a los ciudadanos, sin deteriorar los ecosistemas que contribuyen a la renovación cíclica del agua.
  2. Porque la satisfacción de una necesidad básica que, además, ha de ser de calidad por sus implicaciones en la salud pública no puede estar subordinada a criterios de eficiencia económica con el fin de maximizar los beneficios empresariales. Es decir, el agua es vida no negocio.
  3. Porque los límites que se imponen a su gestión vienen definidos por su naturaleza, su escasez, la responsabilidad de garantizar la salud pública y el respeto al medio ambiente. Por eso las instituciones públicas son las únicas que pueden garantizar estos extremos.
  4. Porque una gestión pública de calidad, al no estar sujeta a la lógica de la maximización del beneficio empresarial, puede ofrecer mejores condiciones laborales a los trabajadores.
  5. Porque las subvenciones y los distintos tipos de ayudas públicas (por ejemplo, en I+D+i) que hoy reciben las empresas privadas dedicadas a la gestión del agua podrían destinarse a fortalecer las instituciones públicas de gestión del agua con mayor transparencia y eficacia.
  6. Porque la cooperación público-público en materia de investigación y desarrollo e innovación tecnológica ha mostrado la capacidad de generar un alto conocimiento y experiencia orientado a la resolución de los problemas reales de los ciudadanos, contribuyendo además a la democratización de la ciencia.
  7. Porque los ahorros y mejoras de la gestión directa pública de calidad redundan en el beneficio de los ciudadanos en lugar de engrosar las cuentas de resultados de los operadores y los grupos financieros a los que pertenecen.


Es decir, porque el agua constituye un patrimonio esencial para toda forma de vida y no una mercancía, su gestión ha de ser pública, no un negocio.




NOTA DE PREMSA DE LA XARXA VALENCIANA PER L'AIGUA PÚBLICA


Perquè l'aigua és vida la seua gestió ha de ser pública

 
Reobert el debat sobre si la gestió de l'aigua a les ciutats ha de ser pública, privada o mixta, amb la difusió d'un informe del Consell General d'Economistes, la "Xarxa Valenciana per l'Aigua Pública"* contínua reclamant la gestió pública directa de l'aigua pels següents motius:
1- Perquè l'aigua és un bé de primera necessitat fràgil i limitat, que ha d'arribar a tothom en la millor de les seues condicions per garantir una vida digna als ciutadans, sense deteriorar els ecosistemes que contribueixen a la renovació cíclica de l'aigua.
2- Perquè la satisfacció d'una necessitat bàsica que, a més, ha de ser de qualitat per les seues implicacions en la salut pública, no pot estar subordinada a criteris d'eficiència econòmica per tal de maximitzar els beneficis empresarials. És a dir, l'aigua és vida no negoci.
3- Perquè els límits que s'imposen a la seua gestió vénen definits per la seva naturalesa, la seua escassetat, la responsabilitat de garantir la salut pública i el respecte al medi ambient. Per això les institucions públiques són les úniques que poden garantir aquests extrems.
4- Perquè una gestió pública de qualitat, en no estar subjecta a la lògica de la maximització del benefici empresarial, pot oferir millors condicions laborals als treballadors.
5- Perquè les subvencions i els diferents tipus d'ajudes públiques (per exemple, en R + D + I) que hui reben les empreses privades dedicades a la gestió de l'aigua podrien destinar-se a enfortir les institucions públiques de gestió de l'aigua amb major transparència i eficàcia.
6- Perquè la cooperació públic-públic en matèria de recerca, desenvolupament i innovació tecnològica ha mostrat la capacitat de generar un alt coneixement i experiència orientat a la resolució dels problemes reals dels ciutadans, contribuint a més a la democratització de la ciència.
7- Perquè els estalvis i millores de la gestió directa pública de qualitat redunden en el benefici dels ciutadans en lloc de engrossir els comptes de resultats dels operadors i els grups financers als quals pertanyen.
És a dir, perquè l'aigua constitueix un patrimoni essencial per a tota forma de vida i no una mercaderia, la seua gestió ha de ser pública, no un negoci.

*La Xarxa Valenciana per l’Aigua Púbica, està formada per Acció Ecologista-Agró, Confederació d’Associacions de Veïns CAVE-COVA, CCOO, Ecologistes en Acció, Enginyeria Sense Fronteres, Fundació Nova Cultura de l’Aigua, Heterodòxia Castelló, Intersindical Valenciana, La Ribera en Bici, No als Tractats Desiguals, Unió de Llauradors i Ramaders i Xúquer Viu.







1 de novembre de 2017

TRICK AND TREATY


Fue el viernes 27 de septiembre, hacia las 5 de la tarde, que España dio por terminado el proceso de ratificación del CETA. Momento en que los senadores presentes en el segundo pleno del día (después de aprobar la aplicación del artículo 155 de la Constitución española en Cataluña), emitieron sus votos sin apenas debate, sin representantes del gobierno, y sin casi medios de comunicación, porque todos estaban pendientes de lo que se decía en el Parlament de Catalunya. (A ver si nos enteramos, ni España es soberana, ni Cataluña ha declarado la independencia ).


¿Qué es el CETA?

CETA son las siglas en inglés de Comprehensive Economic and Trade Agreement, el acuerdo económico y comercial global que firmaron la UE y Canadá el 30 de octubre de 2016, con la adición de un instrumento interpretativo nacido del bloqueo del parlamento valón, que no veía en este tratado nada que garantizara el futuro de la economía local de sus gobernados, porque dudaba de la compatibilidad del CETA con la legislación europea, en especial, lo que se refiere al sistema de arbitraje para la resolución de disputas entre inversor extranjero y estados, instrumentado para proteger las inversiones (actualmente una consulta está pendiente de resolución en el Tribunal de Justicia de la UE).

Su ratificación empezó el 15 de febrero, con la aprobación del Parlamento Europeo, desde entonces algunos estados lo han ratificado, pero el procedimiento no acabará hasta que lo hayan ratificado todos los estados miembros de la UE. 

En España la ratificación empezó el 29 de junio de 2017, día en que el Congreso de Diputados lo aprobó. Mientras tanto el CETA se aplica provisionalmente desde el 21 de septiembre de 2017, y de forma parcial (casi todo el tratado).

Un poco de historia.

29 d’octubre de 2017

"Debemos articular la relocalización y la cooperación internacional" (entrevista a Thomas Coutrot)

En esta entrevista a Thomas Coutrot (co-presidente de ATTAC France desde 2009 al 2016), traducida por Sandra Soutto,  el entrevistado cuenta como se puede articular la relocalización y la cooperación internacional.  En ella, el entrevistado propone el uso de varias herramientas que lo permitirían, una de ellas es el impuesto kilométrico, que se aplicaría tanto sobre las importaciones como sobre las exportaciones. Herramienta que no se puede calificar de no cooperativa o xenófoba, sino todo lo contrario. 

Al respecto, recordamos que el economista Abba Lerner desarrolló el "Teorema de la Simetría" que lleva su nombre, y dice que un impuesto sobre las importaciones puede tener el mismo efecto que un impuesto sobre las exportaciones.

 
Para preparar el debate entre Olivier Besancenot y François Ruffin "El libre cambio mon amour: ¿el proteccionismo es una solución?" Organizado por le temps des lilas  el 3 de octubre de 2017 en La Générale, nos encontramos con Thomas Coutrot para hacerle unas cuantas preguntas sobre el tema... , Thomas Coutrot también participó en la redacción del Manifiesto de economistas consternados. Ferviente opositor al proteccionismo, explica aquí los motivos de esta convicción.  



Pregunta: En 2011, escribió sobre lo que Arnaud Montebourg llamó "la desglobalización" como "un concepto superficial y simplista". En 2017, más del 40% de los franceses votaron a favor de programas que reivindican una forma de proteccionismo, a nivel francés o europeo. Incluyendo una gran parte de la izquierda. ¿Todavía crees que es una mala solución?

Thomas Coutrot responde:  
Para pronunciarse sobre el proteccionismo, primero se debe hacer un diagnóstico de los riesgos de la situación. Es decir, la pregunta: ¿qué política emancipadora necesitamos? Si hablamos de economía internacional, creo que hay dos cuestiones esenciales: la relocalización de la producción y la extensión de la cooperación internacional. Es necesario reubicar los sistemas productivos por razones democráticas y porque la división del trabajo organizada por las multinacionales ponen a competir a los pueblos y derriban a todo el mundo. Esto también debe hacerse por razones ecológicas, ya que el desarrollo del comercio internacional y los flujos de bienes conducen a un aumento constante de las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte. Todo esto obviamente no es sostenible, democrática, social y ecológicamente. Pero no sólo necesitamos una reubicación del sistema productivo, sino también necesitamos una extensión sin precedentes de la cooperación internacional. Los principales desafíos a los que nos enfrentamos no son nacionales o continentales, sino desafíos globales: el cambio climático, las desigualdades de riqueza, el desafío de la migración, que de hecho se derivan de desequilibrios económicos y climáticos. Porque no es Francia desde su rincón que detendrá el cambio climático: es a través de la cooperación internacional que tenemos la oportunidad de realmente abordar el problema. Por lo tanto, debemos articular estos dos temas: la relocalización y la cooperación internacional.
 

Pregunta: Sin embargo, el programa de Jean-Luc Mélenchon en 2017 habla de un proteccionismo "solidario”...
Thomas Coutrot responde: 
¡Es una broma! Que alguien me explique cómo podemos hacer el proteccionismo solidario. El problema con el proteccionismo es que trata del primer objetivo (la relocalización) pero no del segundo (la cooperación internacional). Es una herramienta técnica potencial para relocalizar la producción, pero inmediatamente se enfrenta al imperativo de la cooperación internacional. Porque inevitablemente, desde el momento en que decide que es la frontera nacional la que separa las producciones legítimas de las producciones gravables o imponibles, se crea una división simbólica y política entre el interior y el exterior, por lo tanto, entre lo nacional y lo extranjero. Y el extranjero, es aquello de lo que tienes que protegerte. Entonces, desde el principio se abre una dinámica que no es compatible con la construcción de la solidaridad global. Chantal Mouffe escribe que se necesita construir al enemigo para unificar nuestro campamento. Desde el momento en que la frontera es el operador simbólico de la distinción entre amigo y enemigo, desde el momento en que se unifica el campamento de uno contra el enemigo externo, se descarta lo internacional. Entiendo muy bien que en la lógica de la extrema derecha es esto completamente coherente, pero es mucho más difícil de entender cómo se puede defender este punto de vista ante la izquierda. Los derechos aduaneros fueron utilizados en los siglos XIX y XX por las burguesías nacionales para promover su despegue económico contra la competencia extranjera durante la guerra económica. 


Pregunta: Pero si son solo herramientas, ¿no podría un gobierno progresista algo más que un gobierno de derecha?

28 d’octubre de 2017

Cambiamos de nombre y seguimos trabajando en la misma línea

Para continuar publicando como lo veníamos haciendo hasta ahora, con independencia y sentido crítico, hemos decidido cambiar el nombre de nuestro blog y de las cuentas asociadas en facebook, twitter y youtube.

Este grupo de opinión que se define como heterodoxo  ha elegido una imagen del parque nacional de la Serra d'Espadà como imagen de portada y a un cárabo común (Strix aluco), como imagen de perfil.


Invitamos a nuestros seguidores a seguir interactuando con nosotros: Heterodòxia Castelló.

21 de setembre de 2017

21 S: UN MERCADO DE 500 MILLONES DE CONSUMIDORES.




El acuerdo económico global entre la UE y Canadá conocido por las siglas CETA (Comprehensive Economic and Trade Agreement) se podrá aplicar a partir de este jueves 21 de septiembre, como lo dispone el artículo 30.7 de dicho tratado, antes de ser ratificado por los estados miembro del acuerdo.

El 21 de septiembre de 2017 se podrá aplicar de forma “provisional” el CETA, pero sólo las partes del tratado que son competencia de la Unión Europea, por lo que queda excluido de la aplicación provisional:

  • El mecanismo de protección de inversiones (o de arbitraje) ICS. 
  • Determinadas disposiciones relacionadas con los servicios financieros y la fiscalidad.
  • Una disposición sobre las sanciones penales contra las personas que graben las películas en el cine (ya existe en la mayoría de los países europeos).
  • Una disposición sobre la transparencia de los procedimientos administrativos.

Sin embargo, esta aplicación se hace desoyendo las voces críticas de expertos de organizaciones profesionales, sindicales, políticas, de consumidores e incluso con el dictamen pendiente del Tribunal de Justicia de la UE sobre la compatibilidad del mismo con la normativa europea. Así como también se ha ignorado las peticiones de los distintos movimientos sociales y políticos de suspender la aplicación provisional del tratado por no proteger los derechos laborales, la propiedad intelectual, medioambientales, de salud, de bienestar social ni animal.(Repercusiones en el sector agrario español)



La ejecutiva comunitaria ha dejado muy claro que el acuerdo sigue adelante y que el CETA es más que un acuerdo. Porque es el modelo que protege las inversiones extranjeras, mundializando la precariedad y la desigualdad, es la oportunidad para que las grandes multinacionales europeas y canadienses (más del 76% son estadounidenses) consigan un mercado de 500 millones de consumidores, la desregulación de los mercados y la posibilidad de controlar la legislación de los mismos a través de las demandas arbitrales y de su participación en los comités reguladores previstos en el tratado. 

Mientras la ciudadanía y los consumidores de este gran mercado son los grandes olvidadosde este tipo de acuerdos económicos, que los ningunea tanto en la negociación de los mismos como en su ejecución. Olvido premeditado, a favor de los grandes grupos empresariales que se ven premiados con la reducción del riesgo y el mayor acceso a los factores de producción, materias primas y mano de obra barata.

Pero el CETA se ha de parar, y ha de ser el Tribunal de Justicia de la UE con un dictamen de incompatibilidad del ICS con las normas europeas (lo que reabriría las negociaciones del CETA), o también, con la no ratificación de algunos de los parlamentos regionales y nacionales europeos del tratado (si soporta todas las presiones a las que se verá sometido). 

Además, la aplicación del CETA se podría suspender durante el procedimiento de ratificación si así lo decide la UE, pero sólo podrán abandonar el CETA de forma unilateral Alemania, Austria y Polonia, porque así lo negociaron al firma el CETA.

No obstante, en caso de que el CETA sea bendecido por el TJ de la UE y ratificado por todos los parlamentos entrará en vigor en su totalidad, y para abandonarlo será necesario un acuerdo por unanimidad de todos estados miembros de la unión. Y en el caso de que alguno de los estados quisiera abandonar el CETA en solitario, deberá abandonar la UE.

En el caso de que la UE decidiera de forma unánime abandonar el CETA, algunas de sus disposiciones mantendrán su vigencia, como ocurre con el sistema de arbitraje (ICS) que podrá ser utilizado durante los 20 años que siguen a su resolución para proteger las inversiones realizadas durante el período de vigencia del tratado (Art. 30.9.2)

Es una lástima que la ejecutiva comunitaria europea no garantice con la misma vehemencia los derechos humanos.

#stopCETA.

Escrito por Sandra Soutto,

Economista y miembro de ATTAC PV